Desintoxicación Cannabis y Marihuana. Tratamientos

Desintoxicación Cannabis

Desintoxicación Cannabis y Marihuana. Tratamientos

Información sobre la desintoxicación del cannabis y la marihuana

¿Qué son los porros de cannabis y marihuana?

El cannabis se obtiene de la planta Cannabis Sativa. De esa misma planta también se obtiene la marihuana. Ambas sustancias se obtienen de las hojas secas, las flores y los tallos, y contienen THC. Este componente es el que provoca las alteraciones mentales y alteraciones de la consciencia.

También de esta planta se extraen concentrados de THC para otros usos.

Habitualmente, el cannabis y la marihuana se consumen fumados, en lo que coloquialmente se conoce como porros. Son la droga ilegal de mayor consumo en España.

¿Cómo afecta el cannabis y la marihuana al organismo?

Efectos mentales del consumo de cannabis y marihuana.

Al fumar un porro de cannabis o marihuana, la sustancia THC pasa rápidamente a los pulmones y al corriente sanguíneo. Por consiguiente, pasa al cerebro y actúa sobre las células receptoras de sustancias químicas. Al cerebro llegan sustancias químicas naturales del organismo y estas células receptoras reaccionan y las procesan. Por tanto, el THC afecta y estimula las partes del cerebro que más células receptoras contienen y provocan la alteración del estado natural del cerebro. Esta alteración produce diferentes efectos:

  • Euforia
  • Alteración de los sentidos
  • Cambios en los estados de ánimo
  • Cambios en la percepción del tiempo
  • Problemas y dificultades para pensar y resolver problemas
  • Limitaciones en la movilidad corporal
  • Alteraciones de la memoria
  • Alucinaciones y delirios, cuando se consume en grandes dosis
  • Psicosis, que aumenta su riesgo cuando hay un consumo regular

Efectos del cannabis y la marihuana a largo plazo

Si el consumo de porros de cannabis y marihuana comienza en la adolescencia, el THC puede reducir su capacidad de aprendizaje. Se reduce su capacidad de pensar, su memoria y sus funciones cognitivas. También la droga afecta a la manera en que el cerebro conecta las áreas necesarias para realizar estas funciones.

En varios estudios realizados entre personas que comenzaron a consumir cannabis o marihuana en la adolescencia, se demuestra que este consumo disminuye notablemente el coeficiente intelectual.

El consumo regular y continuado de cannabis y marihuana está asociado con el desarrollo de varias enfermedades mentales, como alucinaciones y para noia temporarias o la intensificación de los síntomas de la esquizofrenia. Así mismo, está asociado con problemas como la ansiedad, depresión o pensamientos suicidas.

Efectos físicos del consumo de marihuana y cannabis.

Además de los problemas y efectos a nivel mental que el consumo de cannabis y marihuana pueden originar, también pueden desarrollar efectos a nivel físico.

Al ser una droga fumada y en ocasiones mezclada con tabaco, puede causar problemas respiratorios y en los pulmones. Por ejemplo, infecciones pulmonares, tos crónica, dificultades respiratorias…

El THC aumenta la frecuencia cardiaca, por tanto, aumenta el riesgo de infarto, sobretodo en personas mayores y en personas que sufren algún tipo de problema cardiaco.

El consumo prolongado puede dar lugar al síndrome de Hiperemesis Cannabinoide, que provoca náuseas, vómitos y deshidratación.

En el caso de mujeres embarazadas, el consumo de cannabis o marihuana durante el embarazo puede provocar menor peso del bebé al nacer y problemas cerebrales, de comportamiento y del desarrollo del recién nacido. En varios estudios a mujeres embarazadas que consumieron cannabis o marihuana durante el embarazo se demostró que los niños nacidos tenían mayores problemas de atención, de memoria y menor capacidad en resolución de problemas.

Posibles Tratamientos para la Desintoxicación de Cannabis y Marihuana